DIENTES DESGASTADOS

 

Los desgastes prematuros de los dientes son aquellos que no son debidos a la edad ni al paso del tiempo. Son patológicos y se pueden dar desde muy joven a pesar de tener los dientes bien alineados.

¿Por qué tengo los dientes cada vez más cortos, pequeños, irregulares o astillados?

Se debe fundamentalmente a un problema de mayor envergadura llamado desequilibrio oclusal y funcional por el que la posición e inclinación de los dientes no está en harmonia con los movimientos de la masticación o de la deglución o del habla de manera que los dientes chocan o tropiezan entre ellos gastándose o rompiéndose progresivamente e incluso moviéndose.

Otros factores como la ausencia de algún diente, la respiración oral y el bruxismo o el efecto de los ácidos propios o de la dieta también comprometen la integridad de la estructura dental.

Los dientes cortos y gastados pueden cambiar no solo la estética de la sonrisa sino también la estética de la cara. Pero lo más grave no son las repercusiones estéticas si no las repercusiones en la salud del organismo debido a que los desgastes están muy relacionados con masticación unilateral y la doble oclusión.

¿Cómo recuperar el tamaño de mis dientes?

El tratamiento consistirá en eliminar la causa del desequilibrio y restaurar la forma y tamaño perdidos por el desgaste mediante incrementos con carillas, coronas o inscrustaciones de materiales biocompatibles.