MEMORIA, APRENDIZAJE Y COMPORTAMIENTO DESDE LA BOCA

Tanto los pequeños durante su desarrollo como los adultos que en el transcurso de la vida presentan trastornos del sueño (ronquidos, apneas) o respiración oral son más propensos a desarrollar cuadros de ansiedad, hiperactividad, agresividad y depresión, además de enfrentar dificultades en las relaciones sociales.

Cuando no se duerme bien no se producen los neurotransmisores esenciales. La producción de dopamina, el neurotransmisor responsable de la atención y la participación del niño en las actividades a lo largo del día, está comprometida haciendo que sea un niño que vaya perdido.

Cuando aparecen las apneas nocturnas el sueño no llega a su fase más profunda para el descanso, lo que daña la liberación de la acetilcolina, una sustancia que influye en la memoria y el aprendizaje. Esto se traduce como dificultades para procesar el lenguaje, en usar verbos, repetición de frases…

El control de las emociones, la gestión del estrés y la aparición de irritabilidad y ansiedad también se relaciona con las zonas del cerebro como el sistema límbico alteradas por la mala función oral del nervio trigémino.

En cuanto a la memoria, el hipocampo es el que más sufre la falta de oxígeno, eso provoca falta o pérdida de memoria.

Por lo tanto hay niños con alteración del comportamiento y diagnosticados de TDA o TDHA que lo que tienen en realidad un problema de respiración (necesitan estar activos para captar más O2 y cuando se les obliga a sentarse en el colegio se duermen).

Pero no solo es cosa de la respiración, una masticación adecuada se relaciona también con la memoria y el aprendizaje. Ambas capacidades se establecen en una zona del cerebro llamada hipotálamo y la correcta masticación los estimula.

Cuando no hay una masticación equilibrada por, por ejemplo, la pérdida de dientes se induce una asimetría mandibular y un consiguiente desequilibro mandibular, el cual, a largo plazo, termina generando la pérdida de neuronas  y una disminución de la actividad en determinadas áreas del cerebro.

Mediante el protocolo HBTC-RFA que aplicamos en Salut Dental Barcelona podemos recuperar la función respiratoria solucionando todos estos signos y síntomas.