TRASTORNOS CARDIOVASCULARES DESDE LA BOCA

 

Debido a la respiración oral en vez de nasal, a nivel bioquímico se dará una disminución de oxígeno y un aumento de CO2 en sangre. Esto provoca una hiperactivación del sistema simpático (la parte del sistema vegetativo que se activa cuando estamos en alerta) que aumenta el estrés crónico por excreción de adrenalina (taquicardia, palpitaciones, arritmias) y la actividad muscular de los vasos sanguíneos y del tubo digestivo e incluso de la vejiga para el control de la diuresis.

Si esto se cronifica aparecerá la hipertensión arterial y el potencial daño del corazón, cerebro y riñones que conlleva: infarto, ictus, fallo renal.

¿Cómo prevenir o apaciguar las enfermedades relacionadas con los trastornos cardiovasculares desde la boca?

Mediante el protocolo HBTC-RFA que aplicamos en Salut Dental Barcelona podemos recuperar la función respiratoria previniendo o apaciguando estas enfermedades.